Se acabo el domingo

Después de tanto trabajar toda la semana, de terminar estresado, cansado, dispuesto a dedicarle tu tiempo a la familia, para sacarlos a pasear y convivir con ellos, tal vez en el parque, en la alberca donde sea, el chiste es que estés con ellos y no te rinde el día, apenas empieza cuando ya termino y al otro día pan con lo mismo a trabajar

 

Comentar con Facebook

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *