Las malas rachas

Hay momentos en la vida que tienes malas rachas y se te dificulta salir de ellas y hasta parece que vas de problema en problema, a veces no encuentras la salida y quieres tirar la toalla, llega un momento que ya no sabes ni que hacer o a quien recurrir y todas las puertas se te cierran, pero cuando menos lo esperas Dios te da un respiro y todo comienza a cambiar es como si volvieras a la vida y piensas hasta que se me hizo justicia, y agradeces a Dios de corazón por darte una segunda oportunidad para seguir adelante con tu vida y tu familia.

185694_517537218279331_733322965_n

Guardado en Amor Etiquetas:

Comentar con Facebook

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *